Philip Guston: una vida vivida

Guston fue primero un pintor figurativo, luego desarrolló un estilo único de expresionismo abstracto. Su regreso a la representación llegó con una mirada mordaz y satírica. Impulsado por la violencia y los disturbios civiles a finales de los años 60, Guston se sintió obligado a contar la historia de un Estados Unidos que “no cumplió su promesa democrática”. El resultado fueron las pinturas del Ku Klux Klan.

Es difícil abordar este tema en el arte. Pero en sus imágenes, Guston muestra la mundanidad banal de la supremacía blanca. En medio de la guerra de Vietnam, el poder negro y los movimientos por los derechos civiles, las pinturas de Guston no concordaban con la definición de modernismo de Clement Greenberg, que pedía «pureza» y «llanura eluctable», pero coincidían con los tiempos. 

Guston puso en riesgo una carrera completamente desarrollada por la posibilidad de involucrar su arte en la realidad política. Su recorrido totalmente pendular entre la abstracción y la representación, entre el humor, la ironia y la auto-examinación, nos dejan ver que sus ansias creativas solamente piden muy poco: libertad.

 

Este video fue traducido y subtitulado por el CLUBSUB gracias a la vaca de sus amigos. ¡Conviértete en Amigo, para que podamos seguir compartiendo muchas más cosas como ésta! Toda la info aquí

ETIQUETAS:

No te olvides de compartir

Shares

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.