Bad Beuys van a Africa

El 18 de octubre de 2020, el colectivo de artistas Frankfurter Hauptschule (Escuela secundaria de Frankfurt) robó la escultura de Joseph Beuys “Capri Battery” de una exposición en la ciudad alemana de Oberhausen y la llevó a la antigua colonia alemana de Tanzania como un acto simbólico de restitución. A partir de entonces, la escultura se puede ver allí en la exposición permanente del museo etnológico Iringa Boma. El museo, que se encuentra en un antiguo hospital militar de los gobernantes coloniales alemanes, ahora exhibe la “Capri-Battery” junto con objetos tradicionales de artesanía de la tribu Hehe. Bajo el régimen colonial, los objetos de arte, los bienes culturales y las calaveras de los líderes jeje fueron robados de Iringa y llevados a Alemania en cantidades inextricables.

La acción, ilustrada con este graciosísimo video, se titula “BAD BEUYS GO AFRICA” usando un bello juego de palabras con el apellido de Beuys que puede traducirse como “Chicos malos van a Africa” o también como “Un mala obra de Beuys va a Africa”, haciendo un giño crítico al autor de la obra robada. El colectivo “Escuela secundaria de Frankfurt” se dedica a abolir las viejas certezas principalmente creando confusión y caos. Al hacerlo, apuntan a ciertos puntos en una red complicada: “El año que viene la figura de Beuys cumplirá cien años. Pero, ¿Qué tiene para decirnos hoy la obra del viejo chamán nazi? ”, Dice el vocero del grupo en la carta confesional. “Trajimos Beuys a África sin burocracia, como una verdadera escultura social, termino inventado por el mismo Beuys”.

La obra, que fue tomada de una exposición curada por Christoph Schlingensief (a quien hacen una llamada de atención al comienzo del video) en el Teatro de la Ciudad de Oberhausen, pertenece al Museo de Arte y Cultura LWL. Luego de verse amenazado por acciones legales, el curador del museo de Tanzania, confesó que la obra en su museo es en realidad una réplica; que en realidad no hubo ningún robo, y que la obra real está en la trastienda del teatro en Alemania. Pero dice que esto no cambia el mensaje de la acción.

Según sus propias afirmaciones, el colectivo “Escuela secundaria de Frankfurt” tiene alrededor de 20 miembros. La mayoría de ellos son jóvenes estudiantes de arte del área de Frankfurt. Ellos ya ha provocado con acciones controvertidas en el pasado. En agosto de 2019, el grupo arrojó papel higiénico en el jardín de la casa de Goethe en Weimar, protestando contra la imagen que el poeta tenía de la mujer en sus obras.

ETIQUETAS:

No te olvides de compartir

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Leave the field below empty!