Cremaster 3 (parte I)

“La obra Cremaster 3 (2002) de Matthew Barney constituye un ejemplo paradigmático de la complejidad simbólica y estética de la creación audiovisual de algunos autores contemporáneos. A través de la profundidad iconóligca en masonería, su autor logra plasmar una adaptación de la Leyenda de masónica de la muerte de Hiram, arquitecto del Templo de Salomón en un espacio arquitectónico emblemático como el Edificio Chrysler. Para esta producción, que sirve de nexo narrativo entre sus otros cuatro Cremaster, el artista toma sincréticamente las herramientas proporcionadas por los hermetismos simbólicos y el análisis documental de la estética masónica, formulando así una creación que permite entrever los sentidos de la obra de arte total, en su significado wagneriano actual. (ver fuente)

Tras un prólogo con personajes y escenarios de la mitología celta, la narración comienza en los cimientos del edificio Chrysler. Allí hay un cadáver depositado en la silla trasera de un Chrysler New Yorker que es aplastado por cinco Chrysler Imperial cuyos chasises han sido previamente rellenados de cemento por el Aprendiz, interpretado por Barney, y quien luego se enfrentará al Maestro (interpretado por el artista Richard Serra) en la segunda parte de este film.

Complejisimo film lleno de referencias a los otros films del ciclo, y repleto de intrincadas simbologías. Hagan sus propias investigaciones al respecto para llegar al fondo de la cuestión, vale la pena.

ETIQUETAS:

Compartir

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Leave the field below empty!