Ojos grandes

big

Tim Burton se  olvida por un ratito de Jonny Deep y viene a entretenernos con un relato donde se disputa no solo la dialéctica hombre vs mujer o la del “buen gusto” vs lo popular, sino también la ya tan ampliamente discutida guerra entre la pericia artística de las relaciones públicas vs la habilidad manual.

Made in Hollywood este no puede evitar ser un cuento triunfalista y bipartidario, lleno de estereotipos clichés, repetitivos y poco profundos, igual que las obras de arte que lo decoran.

Compartir

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.