Románticos desesperados 4

Mientras Hunt está muy lejos en Tierra Santa, Fred se compromete a cumplir su promesa de cuidar a Annie y evitar que se comporte mal. Pero Annie es demasiado difícil de manejar: antes de que Fred sepa qué es qué, ella lo ha seducido. ¿Podría ser que Hunt prefiere la idea de la puta Annie a la de la esposa Annie? ¿Es Rossetti capaz de asumir responsabilidades y un papel convencional en la vida?

ETIQUETAS:

Compartir

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Leave the field below empty!