¡Cállate, hombrecito!

El ser humano es vouyerista por naturaleza. A todos nos encanta escuchar lo que no nos concierne, y la información que sale de dicho espionaje la encontramos fascinante. Cuando dos amigos graban las peleas ruidosas y violentas de sus vecinos, crearon accidentalmente una de las primeras sensaciones de la cultura pop ‘virales’ del mundo.

Muchas gracias a Juan Obando, que nos pasó este film :)

Compartir

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.